jueves, 15 de septiembre de 2011

1. Arreola, la feria:

"Y a la hora del ¡quien vive! no sabía uno ni qué responder. Si usted se quedaba callado, malo. Si contestaba una cosa por otra, tantito peor. Diario teníamos fusilados y colgados, todos gente de paz..."

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada